sábado, 12 de abril de 2014

Cosecha de primavera y verano


La Bolsa de pastor

A pesar de no gozar de tanta fama ni popularidad como algunas de sus hermanas Crucíferas (la col, el brócoli, el berro o el rabanito), nunca una "mala hierba" fue tan espectacular. Así que nos hemos traído un buen manojo gentileza de nuestro bosque encantado en Cànoves.

La Capsella bursa-pastoris es una planta medicinal inconfundible por sus frutos en forma de corazón y aunque florece casi todo el año es mejor recolectarla en primavera y en verano (sumidades floridas y hojas) y secarla en un lugar sombreado.

Está considerado como uno de los mejores remedios para cortar las hemorragias nasales, bucales o uterinas (hemostática) desde Dioscórides hasta hoy, y resulta tan eficaz para ese fin como la Aquilea (Achillea millefolium) o la Jara (Cistus ladanifer). Es una excelente cicatrizante en heridas cutáneas superficiales con sangrado moderado y posee un efecto tonificante en estados de hipotensión; es diurética, antidiarreica y tiene una suave acción vasoconstrictora. Por su poder astringente, la Bolsa de pastor ('Pan y quesillo' o 'Zurroncillo') es muy eficaz para el tratamiento de varices y hemorroides; es circulatoria, antiinfecciosa y antiinflamatoria.

En cosmética se utiliza sobre todo en preparados antiacné, para cerrar los poros dilatados; en productos cicatrizantes de heridas, para tratar la cuperosis y también en potingues circulatorios para piernas con varices.
En general es una buena aliada de la piel porque calma la irritación cutánea, la piel agrietada, los arañazos y las desgarraduras.

Como en su composición bioquímica destaca la presencia de colina, tiramina, acetilcolina, diosmina, alcaloides como la bursina, vitamina C, taninos, un aceite esencial, flavonoides, saponósidos y minerales en abundancia, es una planta básicamente hidrófila, por lo que podéis elaborar extractos, tinturas, hidrolatos, infusiones y decocciones.

No debe tomarse durante el embarazo, está contraindicada en personas hipertensas y se recomienda no consumir durante períodos prolongados.

Siempre se ha creído que para que esta planta sea efectiva debe recolectarse con una sola mano... :)
Feliz y campestre fin de semana.



jueves, 6 de marzo de 2014

Las hierbas mágicas de 'El Drac Verd'



Os presentamos a la señora Caléndula, las señoritas Menta spicata y Menta Piperita, el señor Tomillo, Doña Hierbaluisa, el señor Laurel, la señora Melisa, Doña Consuelda, Mr. Romero y Don Hipérico. Uno de nuestros secretos mejor guardados: las yerbas mágicas de 'El Drac Verd'.





Glòria y Jordi, ahora compañeros de viaje de El Árbol de Burbujas, cultivan estas plantas aromáticas y medicinales Bio en el corazón del Alt Empordà y nosotros las utilizamos para nuestros cosméticos.



No sólo son de la mejor calidad (lo que marca la diferencia) además están cultivadas desde el amor, la unión ancestral y el respeto por la Tierra, el entorno y la Naturaleza por un equipo profesional, cualificado y comprometido.




Para nuestros jabones, cremas, macerados, extractos, tinturas o esa infusión calentita y reconfortante de la tarde…
Potingueros, jaboneros y yerberos todos, amantes de lo natural, si queréis probarlas escribidnos al arboldeburbujas@hotmail.com y os mandaremos toda la información.





Antes de que acabéis de decir: “Mala es la llaga que el romero no sana”, las tendréis en casa.

Si podemos elegir, nos quedamos con lo mejor.
Las hierbas Bio de 'El Drac Verd' están a vuestra disposición.












jueves, 13 de febrero de 2014

Gel de árnica para músculos doloridos...

...y articulaciones oxidadas

Remedio antiguo, analgésico natural, yerba antiinflamatoria poderosa, cicatrizante, desinfectante y circulatoria, cuando el Arnica montana entra por la puerta, los dolores musculares y articulares salen por la ventana. (Propiedades, indicaciones, aplicaciones y alguna receta aquí).

Este gel de masaje concentrado además de árnica (macerado y extracto) contiene raíz de harpagofito, arcilla bentonita y un equipo ganador (por goleada) cuando se trata de acabar con las contracturas y los músculos doloridos, el dolor óseo y las molestias de las articulaciones oxidadas: una sinergia de aceites esenciales de pimienta negra, mejorana, enebro, lavanda, romero alcanforado y gaulteria.

Enormemente eficaz, no graso y con una textura muy deslizante para regalar masajitos a los reyes de las contracturas y del escepticismo que pululen por casa como almas en pena.
Si con este ungüento no logramos convencerlos de que se pasen "al otro lado", es que no tienen remedio...literalmente.  ;)




jueves, 30 de enero de 2014

Tardes


Y aunque no podemos fabricar el tiempo que nos falta y el blog se sienta triste y algo abandonado últimamente, seguimos aquí. 

Las tardes en el taller se llenan de música, de té fuerte y sabroso, de encargos que llegan y se van, de lluvia, de proyectos, de mucho trabajo.

Seguimos aquí, robándole la luz a las tardes.
Gracias por estar ahí.











Burbujas de tarde

*'Ganges', Champú sólido de plantas ayurvedas para cabello graso.




*'Mama Sara', Champú sólido de aguacate y tucuma para cabello seco.



*'Blanche', Leche facial hidratante de karité y vitaminas para pieles secas.



*'Ecolina', Vaselina casera ecológica y natural by Arbolario.



*'Jeune ardent', Crema hidratante y calmante para hombre.



*'Witty Lemon', Crema facial de agualimón y pepino para piel mixta.



*'Anabella', Crema antiedad de mirra, incienso y rosas.



*'Petite louloute', Crema hidratante para niños de almendras, ciruela y miel.


jueves, 19 de diciembre de 2013

Crema fresca de Melisa





Estudiar esta interesantísima planta es codearse con Dioscórides (padre de la farmacopea) y con Paracelso (padre de la alquimia) que consideró esta hierba la quintaesencia de su elixir de la vida. Es descubrir a Avicena, un médico persa del siglo XI que aseguraba que tenía el poder de alegrar el espíritu y eliminar la tristeza o desear ser Hildegarda de Bingen, mística alemana del siglo XII que sostenía que la melisa "es un remedio que alegra el corazón".

Todos ellos, top fans de esta hierba, destacaron sobre todo sus cualidades calmantes del sistema nervioso, relajantes suaves y antisépticas.
Aplicada sobre la piel posee estas mismas características y es además antioxidante, cicatrizante, tónica y antiinflamatoria.

En la Edad Media formaba parte de algunas fórmulas mágicas a las que se les atribuía "el don de alargar la juventud". Y fue mucho después, a partir del siglo XVII, cuando la Orden de los Carmelitas descalzos elaboró una pócima con Melisa que se creía milagrosa. La pócima se llamaba Agua del Carmen y no era más (ni menos) que un licor muy efectivo contra las crisis nerviosas elaborado a partir de la melisa al que habían añadido canela, clavo, limón, menta, romero, agua y alcohol. En el siglo XX se podía encontrar en todos los botiquines de España y Francia y se decía que "calma, tranquiliza y quita la angustia".

Nosotros la hemos elegido para nuestra hidratante por ser además una planta con una fuerte conexión con el ser humano, relajante y curativa (y con un suave aroma a limón) pero también capaz de restaurar la armonía y el equilibrio entre las zonas grasas, secas y sensibles de la piel. Si tienes una piel caótica, la Melisa es tu planta. Pone orden.


la receta base

Es una hidratante facial básica completamente personalizable, nosotros hemos elegido los activos tratantes de la piel sensible e irritada como la malva, el kiwi, la grosella o la manzanilla y de acción antiedad.
Pero pueden elegirse en función del tipo, la tendencia y la edad que tenga vuestra piel.

Es una crema rica en aceites por lo que es preferible combinar los de tacto seco y penetrante con los más ricos y asegurarse así de que tiene una buena penetración pero a la vez resulta confortable. Sobre todo si vuestra piel es mixta o grasa. 
Una buena opción a la carta para el invierno.
La piel queda protegida y abrigada, suave y tratada durante los meses de frío.

20% aceites (aquí grosella, camelia, escualeno y kiwi).
5% olivem 1000
10% de caprylis

53.4% agua o hidrolatos (aquí hidrolatos de melisa y manzanilla)

5% gel de aloe vera
2% de urea
3% extracto hidroglicerinado de melisa
2% extracto hidroglicerinado de malva
0.6% conservante (aquí cosgard)
2 gotas de aceite esencial de melisa


**Diluir la urea en la fase acuosa y elaborar una emulsión clásica agua en aceite.




lunes, 9 de diciembre de 2013

Breaking balm

Bálsamos labiales 100% Bio



Bálsamos labiales para la Fira de nadal de Vilanova i la Geltrú 2013
Nos declaramos adictos irrecuperables a la serie, qué le vamos a hacer.
Y es que últimamente todo lo que elaboramos se nos vuelve bálsamo...

De coco y vainilla, pan de especias, própolis y miel, mango, menta y chocolate (extracto de chocolate de verdad), naranja y mandarina, canela y naranja, fresa silvestre, lima y hierbabuena, lavanda, palmarrosa y manzanilla...


Así sí, ya puede instalarse el frío cuanto quiera porque con estos bálsamos labiales se lo vamos a poner complicado. 
Con una base de aceite de coco virgen y miel de montaña, extractos concentrados de manzanilla y caléndula, mantecas de cacao y mango y aceites de oliva, almendras dulces, macadamia, germen de trigo y rosa mosqueta estos labiales se convierten en un arma para luchar eficazmente contra la deshidratación y las grietas producidas por el frío y/o los cambios de temperatura.
Nutren, hidratan y reparan intensamente la piel delicada de los labios dejando una capa protectora no grasa muy confortable.
Están enriquecidos con aceites esenciales o extractos aromáticos naturales de frutas.
Dejan un delicioso sabor a flores, coco, fruta y miel y un suave brillo.
Son 100% Bio.


domingo, 10 de noviembre de 2013

Pomata minuta...


Pomada calmante de grosella & manzanilla


Relata Fernando A. Navarro que en la Italia renacentista se preparaba un cosmético con aroma de manzana, llamado pomata, muy apreciado por los franceses, quienes adaptaron su nombre como pommade y así lo difundieron al resto del mundo. Con el paso de los años, el nombre del antiguo cosmético del Renacimiento se fue extendiendo a todo tipo de ungüentos, principalmente medicinales...

Pomada procede del latín poma, como llamaban los romanos a las frutas grandes. Pomum y sus derivados se especializaron para denominar a la manzana en las lenguas romances.
Hoy en día, el diccionario define pomada como "mixtura de una sustancia grasa y otros ingredientes, que se emplea como cosmético o medicamento".

Esta 'Pomada calmante de manzanilla y grosella' está pensada para pieles atópicas, sensibles e irritadas. Por eso lleva entre sus ingredientes una infusión concentrada de aquilea y manzanilla, aceites de grosella y de cártamo, de kiwi, de almendras dulces. Óxido de zinc, extractos de pepino, malva y rusco, aloe vera, una gotita de aceite esencial de manzanilla y absoluto de benjuí.
Este ungüento se absorbe de inmediato y la sinergia de sus componentes actúa directamente sobre las rojeces, el picor, la inflamación y las irritaciones acariciando la piel, calmándola, mejorando la circulación y suavizándola al instante.



viernes, 27 de septiembre de 2013

Que suene la música

Crema batida de cacao & algodón


Así de entrada, cuesta creer que el árbol del cacao y el algodonero pertenezcan a la misma familia vegetal, las Malváceas, pero así es. Como también pertenecen a este selecto grupo el hibisco, la malva o el malvavisco.

Ganas teníamos de hincarle el diente a una crema batida facial y corporal no grasa, muy rica en aceites y preferentemente para pieles secas o muy secas con sed de nutrición.
La nutrición la aporta la manteca de cacao; la suavidad, emoliencia y regeneración, el aceite de algodón. Sencilla, efectiva. 
Como algodón para chocolate.

A veces, elaborar cosmética artesanal se parece mucho a una buena sesión de jazz, suena mejor cuanto más se improvisa.
Que suene la música...









lunes, 16 de septiembre de 2013

Bálsamos de septiembre


"(...) Y todo esto fuera bien escusado, respondió Don Quijote, 
si a mí se me acordara de hacer una redoma del bálsamo de Fierabrás, 
que con sólo una gota se ahorraran tiempo y medicinas. 
¿Qué redoma y qué bálsamo es ese? dijo Sancho Panza. 
De un bálsamo, respondió Don Quijote, de quien tengo la receta 
en la memoria, con el cual no hay que tener temor a la muerte, 
ni hay que pensar morir de ferida alguna. (...)"

'Don Quijote de la Mancha', Miguel de Cervantes.



Si los bálsamos aligeran las penas, calman el dolor y la inquietud...¿cómo no íbamos a dedicarles el mes de septiembre?
Hemos preparado nuestras ceras de flores, las mejores mantecas vegetales, los aceites macerados con mil y una plantas, las pociones mágicas y hemos trabajado en ellos todo el verano.
Y ellos, agradecidos como son, nos devuelven el tiempo y el esfuerzo que les hemos dedicado con creces, alimentando y cuidando la piel, protegiéndola de los males estacionales, de las grietas inesperadas del equinoccio, retando a las irritaciones cotidianas y sorprendiendo a las nuevas. Ellos nos abrigan de los fríos que vendrán, curan las heridas, alivian molestias y achaques y calman la piel y el espíritu.

Los queremos a raudales. Bebemos los vientos por ellos.

Queridos y pacientes lectores, nuestros bálsamos de septiembre: Lady Acacia, Kalam, Allegro, Propóleos y Caléndula 2.0. 
Nuevos bálsamos en 'El Árbol' que se lo van a poner complicado al otoño...




Bálsamo reparador de grietas con ceras de flores y aceites
esenciales de mirra, incienso, vetiver y benjuí.


Bálsamo calmante y protector a la calamina con manteca
de mango, cacao y kanya.

Bálsamo regenerante y emoliente especial pieles frágiles
y sensibles con extractos concentrados de plantas. 


Bálsamo suave cicatrizante de rosa mosqueta & propóleo

Bálsamo reparador de caléndula & mejorana para pieles
sensibles e irritadas.




miércoles, 7 de agosto de 2013

Crema fina de Castilla para manos tristes

Olivamanía

¿A quién no le gusta el aceite de oliva, aunque sea en ensalada? 
Para los olivamaníacos como yo, que nos pirramos por usarlo en la piel además de en el plato, hemos creado una gama de productos completa a base de aceite de oliva Bio para cuidarnos de la cabeza a los pies, literalmente.

Os los iremos presentando uno por uno. Aquí tenéis el primero de ellos: una 'Crema fina de Castilla' para manos (y cuerpos) tristes, con aceite de oliva virgen (macerado de malva, malvavisco y manzanilla), leche de seda, aceite de jojoba, escualeno de oliva y gel de lino).

Para una piel satinada, suavísima, requetehidratada y sedosa, sin una pizca de grasa. 
No hay parte de nuestro cuerpo que se resista a pedirle una cita.
¿Y tú...también eres olivamaníaco?







Más información: arboldeburbujas@hotmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...